lunes, 26 de abril de 2010

Tu cuerpo y el mío, guardaron secretos, y una rara armonía.
Celeste Carballo